Nuevo cultivo tolerante a las condiciones del desierto

El guar tiene múltiples usos y es demandado por varios mercados ya que sirve tanto para elaborar gomas o espesantes naturales para la industria alimentaria, (insumo básico para obtener helados cremosos), para la producción de papeles, producción de gas natural en el sector petrolero y en otros procesos de obtención de recursos energéticos.

La Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (SADER), el Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias (INIFAP) y el Hub Intermedio del Centro Internacional de Mejoramiento de Maíz y Trigo (CIMMYT) promueven en Cuatrociénegas Coahuila cultivos alternativos que pueden ser opción para los agricultores locales.

El frijol guar (Cyamopsis tetragonoloba), es una leguminosa originaria de las zonas cálidas y secas de la India y Paquistán, por lo que tolera bien las altas temperaturas y crece con poca agua. 

El guar tiene múltiples usos y es demandado por varios mercados ya que sirve tanto para elaborar gomas o espesantes naturales para la industria alimentaria, (insumo básico para obtener helados cremosos), para la producción de papeles, producción de gas natural en el sector petrolero y en otros procesos de obtención de recursos energéticos. 

En el terreno agronómico, el guar es una planta que aporta una interesante cantidad de nitrógeno al suelo (hasta 30 kilogramos por hectárea) y al provenir de zonas áridas, resulta una muy buena opción para la rotación de cultivos en esa zona. Además, su desarrollo es corto (de 110 a 120 días), lo que permite sembrar en julio y cosechar en noviembre, dejando el espacio listo para comenzar el ciclo otoño-invierno con otro cultivo.

Para aprovechar estas cualidades, durante el ciclo primavera-verano 2021 se estableció guar en una superficie de 1,700 hectáreas en diversos predios de Cuatrociénegas, con la debida supervisión de la empresa que va a acopiar la producción y durante un recorrido de campo, el equipo técnico del Hub Intermedio del CIMMYT junto con otros especialistas de la SADER y el INIFAP, verificaron la siembra de esta oleaginosa.

El cultivo de guar es una buena oportunidad para los productores de la región, pero también lo es desde el punto de vista de la sustentabilidad ya que es una opción para la rotación de cultivos con gramíneas como el trigo del ciclo otoño-invierno en el caso de los productores de Cuatrociénegas, Coahuila.

Fuente: https://idp.cimmyt.org/

Blogger + Marketing de Contenido + Social Media Marketing + SEO

Gloria Calcaneo

Blogger + Marketing de Contenido + Social Media Marketing + SEO

One thought on “Nuevo cultivo tolerante a las condiciones del desierto

  • jaime salcedo
    julio 19, 2021