Proteccion para trabajar con Sustancias Peligrosas

sustancias-peligrosas
Para todos los trabajos con productos peligrosos, para una operación segura con productos químicos, las campanas de aspiración para productos peligrosos son la mejor solución. Lo fundamental al respecto es que los vapores o gases peligrosos se capten de inmediato en los puntos de salida o formación, antes de que se ponga en peligro la salud y el medio ambiente.

El aspecto clave es la protección de la salud y evitar accidentes. Gracias a tecnologías altamente eficientes, los productos peligrosos se captan con fiabilidad cerca de la fuente. En la zona frontal se generan cortinas de aire, que transportan los productos peligrosos existentes o que se generan en la zona de trabajo hacia atrás en la pared deflectora de la campana de aspiración para productos peligrosos. Estos productos peligrosos son conducidos mediante ranuras de aspiración al sistema de extracción. De esta manera se consigue un trabajo seguro con productos químicos. Los vapores y gases nocivos para la salud no llegan a la zona de trabajo y se evita con fiabilidad la formación de una atmósfera explosiva mediante esta sofisticada técnica.

Es posible elegir el suministro del medio deseado, ya sea un suministro de agua, gas, aire comprimido o medios extrapuros en cualquier combinación posible. Se puede elegir entre superficies de trabajo de acero inoxidable, gres o con recubrimiento de resina de melamina o bien decantarse por una variante sin superficie de trabajo para la instalación en bancos de trabajo o superficies existentes. Existe la posibilidad de añadir piletas, rejillas de parrilla y similares. Existe un amplio abanico de accesorios como, por ejemplo, bastidores para trabajar de pie o sentado.

Y para el almacenaje de sustancias peligrosas están disponibles armarios bajos adecuados, armarios de seguridad de tipo 90 para el almacenamiento de líquidos inflamables o armarios de seguridad resistentes a la corrosión con canales de aire libres de metal para el almacenaje de ácidos y bases.

fuente: interempresas.net

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *