Petroleras privadas quieren trabajar con Pemex en nuevo yacimiento

Compañías como Premier Oil, Sierra Oil & Gas y Talos Energy quieren compartir el yacimiento Zama, pero para ello deberá colaborar con Pemex.

Premier Oil y sus socios siguen adelante con las negociaciones con Petróleos Mexicanos (Pemex) sobre la mejor forma de compartir el gigantesco descubrimiento Zama, que se extiende a lo largo de un bloque propiedad de la petrolera.

Los socios, que también incluyen a Sierra Oil & Gas y Talos Energy, deben acordar el reparto de costos y la forma de dividir las riquezas petroleras, dijo en entrevista telefónica Tony Durrant, máximo ejecutivo de Premier. Se espera que el próximo año comience un programa de evaluación con pozos en ambos lados.

“Efectivamente va a ser un yacimiento unificado extendido en los dos bloques”.

El descubrimiento en julio de mil 500 millones de barriles en aguas poco profundas frente a México fue el primer gran hallazgo desde que el gobierno abrió la industria a los inversores en 2014 tras expulsar a las petroleras extranjeras en la década de los treinta.

Las esperanzas de que el descubrimiento justificara el cambio se vieron socavadas cuando se constató que el depósito se extendía al bloque de Pemex. El director general de Pemex, mencionó que su compañía pelearía por su parte de las ganancias.

La asociación con Pemex es “un territorio desconocido”, dijo Durrant.

Las compañías aún tienen que decidir cómo tratar con los proveedores de servicios petroleros, ya que México tiene una industria local y Pemex tiene sus propias filiales con las que está acostumbrado a tratar, detalló Durrant.

“Estoy seguro de que el espíritu tanto de nuestro lado como del de Pemex será realizar procesos con precios competitivos”.

Evaluación de pozos
Se espera que un programa de evaluación de cuatro pozos comience, con dos en el lado de Pemex y dos en el lado del consorcio, declaró Durrant.

Las primeras estimaciones para el contrato de la plataforma, que probablemente se licitará en el segundo trimestre, ascienden a 150 millones de dólares, señaló el ejecutivo. Pemex aún debe perforar un pozo en su bloque, dijo.

Trabajar con Pemex desde el principio facilitará el desarrollo del descubrimiento, “siempre que podamos diseñar todo el acuerdo en el que todos estemos alineados tanto financiera como comercialmente”, detalló Durrant.

El descubrimiento de Zama reivindicó a quienes presionaban para que México abriera su industria petrolera.

Casi 70 compañías han recibido contratos de arrendamiento para explorar en busca de crudo en México. Una de ellas, la italiana Eni SpA, informó un hallazgo en aguas poco profundas de al menos mil 400 millones de barriles este año, ubicado debajo de un pozo existente de Pemex.

Talos posee una participación del 35% en Zama, mientras que Sierra posee un 40% y Premier un 25%.

Fuente: ElFinanciero.com.mx

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *