Materias primas: Esencias aromáticas

El mundo de las esencias abarca muchos ámbitos, están presentes en la industria de la perfumería, de la cosmética, en productos de limpieza e higiene, en  la aroma-terapia y mas.

Diversos estudios confirman que los aromas pueden influenciar el estado de ánimo de las personas, es por ello que las esencias se perfilan como herramientas interesantes para mejorar el desempeño de las personas en las oficinas e inclusive para generar ventas mediante una estrategia de marketing olfativo.

Las esencias son sustancias químicas derivadas de los aceites esenciales, estos a su vez son mezclas de sustancias obtenidas de la destilación, generalmente de distintas partes de las plantas (flores, hojas, tallos, raíz).

Los aceites esenciales se caracterizan por tener una composición química compleja y por ser altamente odoríferos, esta propiedad se debe a la acción y combinación de diversos compuestos aromáticos volátiles.

Otros sitios donde se utilizan las esencias ambientales son los centros comerciales, hoteles, restaurantes, cines, teatros, centros de convenciones y establecimientos comerciales, en estos lugares se pretende modificar la actitud de la gente e influir en la toma de decisiones, específicamente en aquellas relacionadas con la compra o con recordar una marca o lugar.

Tales efectos se deben a razones biológicas, pues el sentido del olfato está ligado directamente con la memoria y las emociones, por ende, exponernos a diferentes aromas y después volver a percibirlos puede evocar un recuerdo agradable e inclusive dar la sensación de bienestar.

Un punto importante antes de pensar en usar esencias ambientales es considerar que de acuerdo con cada país, zona geográfica o con la percepción de cada persona, un aroma puede no resultar placentero e incluso provocar irritabilidad; por ello, las empresas dedicadas a formular estos productos generalmente invierten mucho tiempo aplicando encuestas para determinar los aromas más populares que serán considerados “atractivos”.

Marketing del olfato, una forma diferente de llegar al mercado
El marketing aromático se encarga del desarrollo de aromas exclusivos y tiene como uno de sus objetivos reforzar la imagen de una marca, estudia los gustos y las tendencias de los consumidores y desarrolla esencias que estimulan los sentidos para atraer al cliente. Así, algunas empresas, oficinas o negocios se apoyan de las características de los aromas para hacer que su producto sea más deseado o recordado.

En México, la tendencia en el marketing olfativo es utilizar aromas durante eventos como exposiciones, ferias, congresos, lanzamientos, e inclusive en eventos deportivos; por ejemplo, encontramos que marcas como Magnum® utilizan aroma a chocolate durante la presentación de su fuerza de ventas, o Vita+ que utilizó aroma a cítricos debajo de un arco con su nombre en una carrera atlética.

Estos y muchos otros ejemplos, así como el creciente número de simposios sobre el tema, muestran que el marketing olfativo va ganando terreno y ampliando sus aplicaciones.

Otra tendencia importante sobre los aromas se relaciona con su aplicación sobre productos alimenticios, en los cuales se busca una fórmula que sea capaz de cautivar a la mayoría de los consumidores y de potenciar la sensación de sabor una vez que se ingiere el producto.

Los expertos consideran que este tipo de estrategias son una forma importante de comunicarse con los clientes, siempre que se usen de manera adecuada y para los productos correctos.

Fuente: cosmos.com.mx

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *