Ingredientes químicos básicos

¿Cómo leer la etiqueta de un producto?

Las etiquetas de los alimentos y demás productos que utilizamos a diario, como son la pasta de dientes o el jabón, incluyen a menudo nombres químicos poco conocidos (incluso ingredientes básicos como la sal, el agua o el bicarbonato de sodio figuran a menudo identificados en una etiqueta de producto mediante denominaciones técnicas: cloruro de sodio, agua e hidrogenocarbonato de sodio.

¿Por qué son tan complejas las etiquetas de ingredientes?
Los fabricantes de productos y los químicos dependen en su actividad cotidiana de estándares técnicos en cuanto al etiquetado de sus productos, para ayudar a garantizar la calidad y la consistencia. Aunque esto significa que las etiquetas pueden incluir nombres químicos que no sean conocidos, un poco de investigación con fuentes fiables le permite averiguar por qué se encuentra una sustancia química, o cualquier otro ingrediente específico, en un determinado producto y qué beneficio aporta.

A continuación algunos ejemplos de compuestos químicos incluidos en productos cotidianos y los beneficios que aportan:

Dentífrico/Pasta de dientes

  • El bicarbonato de sodio, también conocido como bicarbonato sódico, ayuda en los dentífricos a abrillantar la dentadura.
  • El fluoruro de sodio en dentífricos y demás artículos de cuidado dental ayuda a impedir las caries.
  • El carbonato de calcio, los geles de sílice deshidratado, los óxidos de aluminio hidratado, el carbonato de magnesio, las sales de fosfato y silicatos son otros compuestos químicos incluidos en los dentífricos por sus propiedades únicas que ayudan a eliminar de los dientes restos y manchas residuales superficiales.
  • El sorbitol, un tipo de azúcar derivado de la fruta, del maíz y de las algas, contribuye a que el dentífrico tenga un sabor más agradable.

Productos del cuidado de la piel

  • Los parabenos (como el metilparabeno, el etilparabeno, el propilparabeno, el butilparabeno, el isopropilparabeno y el isobutilparabeno) son altamente eficaces para la prevención de la proliferación de hongos, bacterias y levaduras en productos de cuidado personal como maquillaje o la crema de afeitar.
  • Los conservantes ayudan a ampliar la vida útil de un producto, además de prevenir la contaminación y la proliferación de bacterias nocivas en productos que van desde protectores solares, lociones y champús a productos de limpieza, dentífricos y maquillaje.
  • El glicol de propileno y los polipropilenglicoles (también conocidos como propano-1,2-diol) se encuentran a menudo en productos de cuidado de la piel como los humectantes, las cremas y las lociones. Este compuesto químico ayuda a atraer agua a la piel. Cuando se añade a productos humectantes, ayuda a mejorar la apariencia de la piel reduciendo su desconchado y restaurando su flexibilidad.
  • El dióxido de titanio se extrae de la tierra y se somete a tratamiento y a purificación para su uso en productos de consumo (como maquillaje, productos para uñas, jabones de baño y polvos para los pies, así como productos de protección solar de venta sin receta). El dióxido de titanio, un colorante, ayuda a hacer que los productos sean blancos y a aumentar su opacidad. El dióxido de titanio puede absorber, reflejar y dispersar la luz, lo cual lo convierte en un componente fundamental en algunos protectores solares para proteger la piel de la perjudicial radiación ultravioleta del sol.

Jabón

  • El lauril sulfato de sodio y el lauril sulfato de amonio ayudan a crear una espuma de jabón en productos como los baños de burbujas, los jabones de baño y detergentes y champús, para ayudar a limpiar el cabello y la piel.
  • El triclocarban es un producto anti-microbiano utilizado en el jabón y en soluciones de espuma antiséptica (lavado de manos con espuma y productos de cuidado de heridas) que ayuda a reducir las bacterias dañinas en la piel, así como a disminuir la transmisión de gérmenes.
  • Los surfactantes se utilizan típicamente en el jabón para ayudar a eliminar suciedad y aceite del cabello y de la piel.

Fuente:

www.chemicalsafetyfacts.org

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *