Descubrimiento de microdiamantes en Puebla


Un grupo internacional de científicos, al que pertenecen Antoni Camprubí y Vanessa Colás Ginés, del Instituto de Geología (IGL) de la UNAM, descubrieron un afloramiento de microdiamantes en rocas llamadas cromitas, esto en el municipio de Tehuitzingo, Puebla.

CROMITA – Fotografía: UNAM

Aun no pueden extraerse debido a su tamaño (tres micras), los microdiamantes tienen un gigantesco valor geológico, ya que permiten estudiar en la superficie materiales antiguos del manto de la Tierra, capa interna que está entre el núcleo y la corteza externa del planeta.

También demuestran que estos minerales pueden formarse a una temperatura y presión menos elevadas que las que se conocían hasta ahora, explico Colás Ginés, miembro del equipo formado por científicos de España, Australia, Perú, Suecia, Alemania, Cuba y México.

Este hallazgo podría servir para que la industria de los diamantes sintéticos genere estas piedras preciosas a temperatura y presión menos extremas, lo que rebajaría mucho su costo, detalló la experta.

¿Cómo surgen los microdiamantes?
Cuando ocurren procesos de subducción (deslizamiento) entre placas tectónicas, una placa queda debajo de otra. “Se cree que el material que subduce se recicla dentro del manto y vuelve a salir. Viendo estas microinclusiones de minerales y materiales distintos es que encontramos los microdiamantes”.

“México es uno de los países que tienen más afloramientos de rocas del manto, con más de 20. Representan antiguas suturas del océano. Imaginemos que el Pacífico se cierra y debido a ello las rocas del manto quedan sobre la corteza terrestre y las tenemos aflorando”.

“El metal cromita se forma a mil 200 grados Celsius, y los diamantes en torno a los mil, pero también necesitan una altísima presión, del orden de gigapascales, y sólo se consiguen en el manto”, resaltó.

Fuente: ElPopular.mx

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *