Policloruro de aluminio, excelente solución para el Tratamiento de Aguas

El policloruro de aluminio, mejor conocido como hidroxicloruro de aluminio, una sal poliméra de alto peso molecular. Se presenta comercialmente como un líquido ligeramente viscoso de color ámbar claro, a veces opalescente y sabor dulzaino.

El policloruro de aluminio posee distintas aplicaciones. En la industria papelera es aprovechado por su alta densidad de carga para incrementar la eficiencia de los procesos de encolado, retención y drenado. En la industria de tratamiento de aguas encuentra su principal aplicación, ahí es utilizado como coagulante primario para procesos de clarificación de agua cruda y potable.

Aplicación par el Tratamiento de Aguas
El tema del tratamiento de aguas es de suma importancia, ya que es una necesidad vital real para la humanidad. La clarificación es un paso fundamental dentro de este proceso, su objetivo es la remoción de las impurezas presentes en el agua cruda. En el mercado existe una gran variedad de agentes coagulantes tradicionales, sin embargo, debido las crecientes exigencias con respecto a la calidad de agua tratada y la optimización técnica y financiera de estos procesos, han surgido coagulantes de nueva generación, como el policloruro de aluminio.

El policloruro de aluminio funciona como un polímero coagulante–floculante en tratamientos de clarificación de aguas potables, residuales y de procesos industriales. En las últimas décadas ha reemplazando la necesidad de otros coagulantes, como el sulfato de aluminio, y en la mayoría de los casos ha eliminando la necesidad de químicos reguladores de pH. El pH óptimo de funcionamiento del policloruro de aluminio oscila entre 5.0 y 9.0, dependiendo del contenido de carbono orgánico disuelto en el agua, gracias a este amplio rango de pH de trabajo es que se hacen innecesarios los ajustes de pH.

El policloruro de aluminio desestabiliza microorganismos y partículas coloidales, permitiendo que estas se conjunten y formen coágulos que posteriormente se aglomeran conformando flóculos de gran tamaño que se depositan en el fondo por efecto de la gravedad, facilitando la remoción. Su alta capacidad para desestabilizar cargas le caracteriza porque logra una coagulación completa de los sólidos presentes en el agua, obteniendo así los niveles de color, turbiedad y los parámetros necesarios para un sistema en particular.

En relación con otras sales, como el alum, el policloruro de aluminio es capaz de formar con mayor rapidez flóculos de alta velocidad de sedimentación y poder clarificante, logrando así remociones más altas de turbiedad.

Ventajas del policloruro de aluminio con respecto a otros coagulantes:

  • Tener una operación simplificada.
  • Generar menores cantidades de residuos de aluminio.
  • Alta velocidad de formación de flóculos.
  • Óptima remoción de color y turbidez.
  • Alta velocidad de remoción.
  • Los tiempos de mezclado para coagular son menores.
  • Mejora la eficiencia de filtración.
  • Trabaja en un amplio rango de pH.
  • Reduce lodos de un 25 a 75%.
  • Alta remoción de carbono orgánico.
  • Genera menores costos de operación.

Otros sectores:

  • Industrias Tenerías.
  • Industria del Vidrio.
  • Empresas Cerveceras y Alimenticias.
  • Centrales Azucareros.
  • Centrales Eléctricas.
  • Empresas Envasadoras.
  • Industria de Alimentos.
  • Industria Vinícola.
  • Granjas de Producción.

Fuente: cosmos.com.mx

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *