Crecimiento para el sector de minería y de metales en México

proveedor-de-mineria-en-mexico

Con una perspectiva optimista sobre el futuro del sector de minería y metales, las empresas del sector invertirán montos importantes en investigación y desarrollo en los próximos años, como un esfuerzo para crecer y penetrar en nuevos mercados.

De acuerdo con el estudio Panorama Global de Minería y Metales 2016 (Global Metals and Mining Outlook 2016: Making the best of a challenging environment) realizado por KPMG International, los tomadores de decisiones del sector esperan que las inversiones dirijan la nueva ola de crecimiento y mejora operativa. De acuerdo con los encuestados, 43% gastará más de 6% de sus ingresos en R&D, pero únicamente uno de cada seis espera invertir más de 10%. No obstante, con la alta presión en la reducción de costos es probable que los planes de inversión en este sector se vean afectados.

Trabajando de manera conjunta en la cadena de suministro.

En cuanto a inversiones a futuro, hay mucho trabajo por hacer por parte de productores y consumidores para mejorar la visibilidad de la cadena de suministro y compartir las señales de la demanda en la misma.

Muchos de los directivos están evaluando si sus cadenas están preparadas para soportar los objetivos de crecimiento de la organización. Dado el exceso de capacidad instalada en prácticamente todos los sectores mineros, la mayoría piensa que su organización se encuentra “muy preparada” para crecer.

Además, están haciendo todo lo posible por mantener esta capacidad lista para empezar a crecer nuevamente; sin embargo, los resultados de la encuesta muestran que las fallas en la cadena pueden impactar sus objetivos; de hecho, 82% de los directivos consideran que las fallas en la cadena son un riesgo alto, y más de una tercera parte señala que son un “riesgo significativo”.

Seguramente se verá un gran esfuerzo en reforzar la cadena de suministro y se buscará que esté alineada en diversos sentidos: económicos, geográficos y de mercado. Así mismo, la tecnología jugará un papel importante en este reforzamiento, llevando a que tanto las empresas como sus proveedores y clientes “hablen el mismo idioma tecnológico” y se puedan comunicar.

Mientras la confianza en el mercado esté baja y las empresas sigan buscando disminuir sus costos y mejorar su eficiencia, habrá únicamente dos maneras de que crezcan los resultados; primero, incrementar la participación de mercado con nuevos o innovadores productos, y segundo, aumentar la eficiencia y la productividad para garantizar la competitividad del sector.

Los próximos años seguirán siendo retadores para la industria y para seguir en el mercado no tan solo será suficiente con ser eficiente en los procesos productivos en donde cada vez habrá menos áreas de oportunidad. Se tendrá que ser innovador en la búsqueda y uso de tecnología para ser proactivo en la caza de nuevas oportunidades.

En un mercado competitivo, con productos pocos diferenciados y una economía global creciendo a ritmo lento, las mejoras en los productos y en los procesos tenderán a ser no solo una ventaja competitiva sino una necesidad creciente.

Fuente: El Financiero
(Por Mario Hernández, Socio de Impuestos, especialista en el Sector Minero de KPMG en México)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *